Washington, D.C.- La comisionada residente, Jenniffer González Colón, ofreció hoy una conferencia virtual para orientar sobre como aplican las medidas de estímulo económico dentro la Ley CARES (Ley Pública 116- 136) a Puerto Rico. 
 
Junto a la comisionada participaron del “webinar” el secretario de Hacienda, el CPA Francisco Parés; el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, el ingeniero Manuel Laboy; la Secretaria del Trabajo, licenciada Briseida Torres Reyes; Germán Hernández de la Administración de Pequeños Negocios; y el arquitecto Umberto Donato, presidente de la Asociación de Contratistas Generales de Puerto Rico.
 
“Los beneficios contenidos en las recientes leyes federales aprobadas con relación al coronavirus están redactados de una manera densa y técnica. Es mi intención derrumbar esa barrera y que nuestra gente conozca como estas disposiciones aplican a la isla y como se pueden beneficiar de ellas. Por eso continúo coordinando estos talleres digitales, con quienes ejecutarán estas leyes, los representantes y hasta jefes de agencias estatales y federales para que el pueblo tenga un contacto directo con ellos y se puedan aclara dudas. Estas leyes están para ayudar a todos a sobrellevar las consecuencias de esta pandemia, es mi intención que todo el pueblo se beneficie de ellas”, expresó la comisionada residente.  
 
«En Hacienda hemos asumido los retos ante el COVID-19 con mucha responsabilidad. La digitalización de nuestros sistemas y servicios a través de la plataforma del Sistema Unificado de Rentas Internas (SURI) está dando buenos resultados. En cinco días logramos establecer el proceso para distribuir $100 millones a cerca de 200,000 trabajadores por cuenta propia y en 48 horas de habilitado depositamos $48.6 millones para 97,228 individuos. Continuamos trabajando para establecer las guías del resto de los incentivos estatales y federales. Seguimos en conversaciones con el Tesoro federal, el IRS, la comisionada Jenniffer González y el componente fiscal gubernamental para asegurarnos de que los incentivos contenidos en la Ley Cares se otorguen de una manera justa, coordinada e integrada para beneficio de todos los puertorriqueños», expresó el secretario de Hacienda, Francisco Parés.
 
Por su parte, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, Manuel A. Laboy Rivera, manifestó “la economía de Puerto Rico atraviesa un reto muy importante y decisivo que impactará nuestro desarrollo económico a futuro. Para poder ofrecer las mejores oportunidades y herramientas en apoyo a los diversos sectores económicos que son la espina dorsal del desarrollo de la economía, la gobernadora Wanda Vázquez Garced, designó un “task forcé” económico, el cual lidero y está compuesto por múltiples líderes de las industrias que operan en Puerto Rico, así como de economistas reconocidos. Este grupo, junto a las aportaciones del Gobierno estatal y federal, con la ayuda de organizaciones del sector ecoempresarial, hemos ha implementado una serie de esfuerzos encaminados a ofrecer una primera ayuda a través de incentivos para atender las necesidades prioritarias de las empresas”. 
 
“Como parte de la discusión estamos atendiendo la posibilidad de que en Puerto Rico se maximice la producción de las farmacéuticas, para atender las necesidades productos ante la propagación del Covid-19. Ya hemos visto como ciertas industrias como las productoras de ron y el textil, han ajustado su sistema para elaborar productos como desinfectantes, mascarillas y batas, entre otros. La mano de obra en la Isla se reconoce mundialmente por su compromiso, solidaridad y empeño. Tengan la certeza que continuaremos trabajando como equipo para recuperarnos de esta emergencia”, añadió el secretario Laboy. 
 
“Para nosotros en Puerto Rico estos nuevos beneficios son sumamente importantes ya que nos van a permitir atender a la totalidad de los trabajadores que requieran de los beneficios de desempleo, incluyendo los contratistas independientes y autoempleados que usualmente no están cobijados por el programa de seguro por desempleo local. También a los beneficiarios ya existentes que estaban próximos a agotar sus beneficios y que podrían recibir una extensión a los mismos. En el Departamento del Trabajo y Recursos Humanos hemos trabajado de la mano con otras agencias, tanto estatales como federales, para buscar alternativas que redunden en un beneficio a los trabajadores puertorriqueños”, expresó la secretaria del Trabajo, Briseida Torres Reyes.
 
La comisionada residente explicó los créditos contributivos por pagos de licencias de emergencia, las licencias de emergencia de enfermedad pagada, los créditos contributivos para empleados por cuenta propia; habló e las ayudas que ofrece SBA, las ayudas a negocios por parte del Tesoro y sobre la propuesta de pago de $1,200 a los individuos. 
 
Las dos ayudas principales que está destacando SBA en estos momentos son el préstamo para desastres por daños económicos (EIDL, por sus siglas en inglés) que se gestiona mediante SBA y el Programa de Protección de Cheques de Pago (PPP) que se gestiona en los bancos comerciales. 
 
El EIDL tienen por objetivo prestar asistencia durante el período de recuperación del desastre. La ley limita los EIDL a $2,000,000 para aliviar los daños económicos causados por el desastre. El monto real de cada préstamo se limitará al daño económico determinado por la SBA, menos el seguro de interrupción del negocio y otras recuperaciones hasta el límite de préstamo administrativo. La SBA también considera las contribuciones potenciales que están disponibles de la empresa y/o su(s) propietario(s) o afiliados. Si una empresa es una fuente importante de empleo, la SBA tiene la autoridad de eliminar el límite legal de $2,000,000.
 
El PPP es un nuevo programa, establecido por la Ley CARES que proporciona $350 millones por 8 semanas de asistencia para pequeños empleadores si fueron perjudicados por COVID-19 entre el 15 de febrero de 2020 y el 30 de junio de 2020. El programa brinda préstamos hasta de $10 millones por negocio que son garantizados por el gobierno 100% a empleadores que mantienen su nómina durante esta emergencia.  
 
SBA destacó que en una emergencia ellos se convierten en el banco más grande de toda la nación por tener los recursos, la solvencia, para ofrecer estas ayudas por lo que exhortaron a solicitar los préstamos de la agencia para mantener la economía corriendo. 
 
Germán Hernández explicó que se busca con estas ayudas, “inyectar dinero fresco a la economía local para mantener el flujo de efectivo… el dinero tiene\ que estar circulando en nuestra economía para poder mitigar el daño económico inmenso que estamos viviendo no tan solo en Puerto Rico, si no a nivel de la nación”.