Home, Noticias|



La manufacturera de uniformes y equipos militares SNC Technical Services anunció ayer la creación de unos 400 nuevos empleos en su operación de Camuy, tras lograr un contrato millonario con el Departamento de Defensa y de Seguridad Nacional de Estados Unidos.

Actualmente, la compañía emplea un total de 800 trabajadores en sus dos plantas en la isla, la segunda de ellas ubicada en el municipio de Orocovis.

SNC Alaska está establecida en Puerto Rico desde el 2003 y se dedica a la manufactura de uniformes y equipo militar, primordialmente para el gobierno federal.

Acabamos de inaugurar el Centro de Adiestramiento y Desarrollo para empleados, que es un acto inicial simbólico en el sentido de que nosotros estamos creciendo la compañía en alrededor de 400 nuevos puestos de trabajo”, dijo a Negocios el principal oficial ejecutivo de la empresa en Puerto Rico, Humberto Zacapa.

La expansión fue el resultado de la obtención de varios nuevos contratos que suman más de $500 millones y que ocuparán las operaciones de la empresa por los próximos cinco años.

“Ya se contrataron a los primeros 100 nuevos empleados, por lo que ya tenemos 900 y vamos a llegar a 1,200. Alquilamos un nuevo edificio frente a nosotros por lo que en el parque industrial Ward ya todos los edificios los tenemos ocupados por nuestra compañía”, dijo.

Zacapa explicó que la empresa tiene varios contratos federales de uniformes y equipos e indicó que elaboran uniformes para el ejército y para la Marina, así como equipos tales como mochilas.

“Tenemos ahora la continuidad de los cinco productos que hemos hecho tradicionalmente y además de eso tenemos seis productos nuevos que incluyen el proyecto principal que son las parkas (abrigos impermeables con capucha) para el ejército y ese es el producto que está potenciando el crecimiento”, sostuvo.

Indicó que la compañía trabaja también uniformes comerciales y uniformes para los departamentos de Policía de Estados Unidos bajo su propia marca y tienen presencia en todo el país.

El ejecutivo, que lleva ya cinco años en la isla, se expresó satisfecho con el desempeño de las dos plantas de Puerto Rico.

Hemos tenido una experiencia muy, muy buena. Estamos contentos con lo que el país nos ofrece en cuestión de mano de obra, que es muy buena. También con los incentivos que se ofrecen a través de la Compañía de Fomento Industrial”, expresó.

Fuente: El Nuevo Día



Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *