Tras conocer la decisión de cierre de Roche Puerto Rico, el secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel A. Laboy Rivera, activó los recursos de la agencia que dirige para atender la situación y ofrecer al personal la orientación necesaria en el proceso de transición laboral, así como la búsqueda de un nuevo inquilino para las instalaciones que ubican en Ponce.  

“Lamentamos mucho esta noticia, ya que Roche tiene una trayectoria con Puerto Rico de casi 50 años. Aunque el cierre se dará de manera paulatina y se espera culmine en el tercer trimestre del próximo año, nuestro personal del Programa de Desarrollo Laboral (PDL), está en conversaciones con la compañía para coordinar los servicios de la Unidad Estatal para Trabajadores Desplazados y Patronos (UETDP) de PDL del DDEC, para guiar aproximadamente 200 trabajadores en el proceso de transición en busca de nuevas oportunidades de trabajo. A pesar de los retos de los pasados años, el sector de la manufactura en Puerto Rico ha logrado mantenerse fuerte, gracias a las múltiples expansiones que hemos anunciado desde el 2017, y la llegada de varias empresas a la isla. En diciembre del 2019, el empleo en este sector alcanzó los 75,300, lo cual representa la cifra más alta desde el 2014. Por otra parte, y a pesar de la crisis del COVID, anticipamos que Puerto Rico seguirá en la ruta del crecimiento en la manufactura, bio-farmaceútica, dispositivos médicos y aeroespacial, tanto por expansiones que estamos apoyando, así como por la llegada de nuevas empresas que ya han mostrado interés de invertir en la Isla, gracias al apoyo del Gobierno Federal y de la gestión de Invest Puerto Rico. Nuestro compromiso es continuar con estos esfuerzos y alcanzar un nuevo repunte en diversos sectores económicos que han sido impactados por la pandemia”, indicó Laboy Rivera, quien destacó que luego de la visita que recibió la pasada semana, por parte de funcionarios de Casa Blanca, ya existe interés de varios inversionistas por establecerse en la Isla.

Según confirmó Edna Jiménez, gerente general de las operaciones en Ponce, en donde se fabrican tiras reactivas de glucosa, luego de una evaluación exhaustiva se tomó la decisión según la necesidad del mercado de agilizar las operaciones y optimizar la configuración de manufactura global, en particular en el material que se produce en la Isla, pasando de 3 a 2 plantas de manufactura global. La producción será transferida a las plantas de manufactura existentes en Indianápolis, Estados Unidos y Mannheim, Alemania.

“Estamos muy agradecidos con nuestro equipo de trabajo y apreciamos los logros alcanzados en nuestra planta en Ponce, que ha apoyado la manufactura de tiras de prueba para la medición de glucosa en sangre de Roche Diabetes Care, durante casi cinco décadas. Estamos comprometidos en apoyar a todos los empleados durante la fase de transición, así como a encontrar un nuevo empleo. Con este fin, esperamos trabajar en estrecha colaboración con el DDEC y otras partes interesadas relevantes en Puerto Rico”, indicó Jiménez.

Laboy Rivera, aseguró que el DDEC mantendrá un diálogo directo y periódico, tanto con la gerencia local, así como con los oficiales corporativos.

“Aunque entendemos las razones de la corporación para consolidar la manufactura de tirillas de prueba para la medición de glucosa en Indianapolis, en E.U. y Mannheim, en Alemania, lo cierto es que Puerto Rico cuenta con las cualidades necesarias para lograr que otros productos y/o tecnologías puedan ser manufacturados en nuestra Isla de manera competitiva. Vamos a hacer las gestiones necesarias para auscultar esta posibilidad”, concluyó Laboy Rivera.