Home, Noticias|

Por Rut N. Tellado Domenech

La industria automotriz de Puerto Rico tuvo este año su mejor febrero, con las mejores ventas de autos nuevos para ese mes desde 2013, de acuerdo con datos del Grupo Unido de Importadores de Automóviles (GUIA).

La tendencia de los consumidores a inclinarse más a comprar vehículos deportivos utilitarios (SUV, por sus siglas en inglés), así como el aumento en compra de vanes y minivanes para trabajos relacionados con la recuperación y reconstrucción tras el paso del huracán María por Puerto Rico en 2017, impulsaron el alza en ventas de febrero, según la entidad.

El mes pasado finalizó con un total de 7,720 unidades vendidas en la isla, lo que representa un crecimiento de 13.1% (o de 892 unidades) en comparación con los 6,828 autos nuevos que se vendieron en febrero de 2018. La última vez que se vendieron más de 7,000 unidades en un mes de febrero lo fue en 2014, cuando la cifra ascendió a 7,164. El pasado mes fue el mejor febrero desde 2013, cuando se vendieron 7,904 unidades, de acuerdo con GUIA.

La organización, que representa 23 marcas de autos, reportó que el segmento de mayor crecimiento en febrero pasado fue el de los vehículos deportivos utilitarios, con un alza de 46.4% en comparación con el mismo mes del año anterior. Les siguieron las vanes con un aumento de 44.4% respecto a la misma fecha de 2018.

Según Ricardo García, presidente de GUIA, “del lado del consumidor privado, la tendencia en Puerto Rico, Estados Unidos y alrededor del mundo es a moverse de los sedanes a SUV”.

En el caso de la isla, influyen en esa tendencia las precarias condiciones de las carreteras del país, el mayor espacio que tienen estos vehículos en su interior, la seguridad que el consumidor percibe que tiene en un SUV en caso de accidentes de tránsito y que ahora estos son más eficientes que antes en el consumo de combustible, mencionó García.

“Además, el costo de la gasolina no ha subido a niveles tan altos como hace años”, agregó el portavoz de GUIA. “Prevemos que esa tendencia (de alza en la demanda de SUV) continuará a menos que algo pase a nivel global que provoque un alza grandísima en el precio del petróleo y las compañías empiecen a producir más autos pequeños”.

Otro factor que incide en las ventas son las tasas de interés de los préstamos de autos, pues más de un 90% de los vehículos que se venden en la isla son bajo financiamiento. “Las tasas de interés siguen bajitas y las instituciones financieras están muy positivas”, dijo García.

Al respecto, recordó que la Reserva Federal (Fed) de Estados Unidos anunció recientemente que se tomará con paciencia la próxima alza de su tasa de interés referencial, que actualmente está entre 2.25% y 2.5%. El aumento de esas tasas impacta, a su vez, las que ofrecen los bancos al prestar dinero a los consumidores.

En cuanto al impacto de los trabajos de reconstrucción en la isla tras el paso del huracán, García indicó que se ve el alza en la demanda por las vanes, pero empieza a dar muestras de debilidad en la caída en las ventas de las pickups, que se habían mantenido altas durante 2018.

“Las expectativas han sido que, por los trabajos de reconstrucción, otros segmentos no se deben paralizar, como las pickups, por ejemplo, que han mermado en 13% en lo que va del año. Este segmento es un buen indicador del movimiento económico del país y el progreso en las obras”, expresó el portavoz.

Agregó que ese descenso se puede deber al retraso en el desembolso de los fondos federales de Desarrollo Comunitario con Subsidio Determinado para la Recuperación de Desastres (CDBG-DR, por sus siglas en inglés).

“Ahí está la preocupación mayor de la industria, pues si la emigración continúa y la ayuda federal no llega, eso va a afectar a la industria y podemos recaer a volúmenes de ventas de mediados de la recesión económica y cuando la banca cayó, cuando se vendían 80,000 unidades anuales. Podemos caer de nuevo si no se detiene la emigración y si no llegan los fondos federales para la recuperación”, manifestó García.

Recordó que en 2018 se vendieron 107,941 autos nuevos, lo que constituyó la cifra más alta en 12 años. En un evento en enero pasado, GUIA proyectó que para este año se venderán 90,000 unidades, en parte debido al atraso en la entrega de fondos federales que fueron asignados a la isla luego del ciclón.

Los diez modelos más vendidos en febrero 2019

Modelo                                                         

1. Toyota Rav4 (730 unidades vendidas)

2. Toyota Yaris Sedán (455 unidades vendidas)

3. Toyota Tacoma (351 unidades vendidas)

4. Hyundai Tucson (314 unidades vendidas)

5. Kia Forte (241 unidades vendidas)

6. Toyota C-HR (240 unidades vendidas)

7. Hyundai Accent 4 puertas (238 unidades vendidas)

8. Kia Soul (203 unidades vendidas)

9. Mitsubishi Mirage G4 (199 unidades vendidas)

10. Ford Ecosport (199 unidades vendidas)

Fuente: GUIA

Fuente de la noticia: El Nuevo Día

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *