El secretario del Departamento de Desarrollo Económico y Comercio (DDEC), Manuel A. Laboy Rivera, aseguró que la industria del Turismo Médico en Puerto Rico tiene oportunidad de crecimiento en la Isla, ante la propagación a nivel mundial del COVID-19.

“La emergencia por la propagación del COVID-19 en Estados Unidos (E.U.), permite que Puerto Rico sea una opción para la práctica del Turismo Médico. Esto se debe a su posición geográfica, la rápida intervención para disminuir la propagación del virus; a través de estrategias seguras y precisas, así como los múltiples retos que enfrentan los centros hospitalarios en E.U. y otras partes del mundo. Aunque el turismo se irá recuperando lentamente, la industria del Turismo Médico será la industria que se recupere primero debido a la demanda de más de un 1.4 millones de personas en Estados Unidos que pusieron en pausa sus procedimientos debido a que no poseen un seguro médico o sus deducibles son muy altos. Ante esto, Puerto Rico es una alternativa pues los costos de los tratamientos son menores y nuestros hospitales son altamente regulados por entidades federales”, indicó Laboy Rivera.

Durante el año fiscal 2019-2020, el Departamento de Desarrollo Económico y Comercio, realizó múltiples esfuerzos con la línea de crucero Royal Caribbean, así como acercamientos a planes médicos en las Islas del Caribe, México y Colombia, lo que resultó en un impacto económico de sobre $5,000,000 a hospitales y oficinas médicas, tras la visita de más de 700 pacientes. El secretario del DDEC, destacó que hubo un impacto económico para el Turismo, en el reglón de hospedería y transportación terrestre de $522,000.00, ya que los pacientes vienen con un acompañante y la estadía promedio es de cinco días.

Laboy Rivera, sostuvo que se augura que este impacto económico aumente para finales del 2020 debido a que, como lo ha solicitado la gobernadora Wanda Vázquez Garced, seguiremos trabajando en esfuerzos de mercadeo, creando alianzas con los gobiernos en las Islas del Caribe, y con planes médicos y compañías consultoras de Turismo Medico en Suramérica.

A pesar de la emergencia por la que atraviesa Puerto Rico ante la propagación del COVID-19, las instituciones hospitalarias y oficinas médicas, cuentan con certificaciones de la Join Commision, además de una infraestructura, protocolo y personal de salud de primer orden.

Según una publicación del International Medical Travel Journal, “los destinos con más posibilidad de recibir pacientes de Turismo Medico después del COVID-19, serán aquellos que han demostrado una buena ejecución para combatir el virus, que cuenten con hospitales y médicos de excelencia y que ofrezcan vuelos domésticos”.

Yudy Obando, directora de Medical Travel Consulting Worldwide, con sede en México y quien visitó Puerto Rico en el 2019 comentó, “para nuestra compañía Puerto Rico, tiene interés por mejorar la oferta y calidad de servicios de salud. Al mismo tiempo es una Isla que actuó rápidamente para disminuir la propagación del virus, creando estrategias seguras y precisas que los llevaron a ser un país líder en la contención de la pandemia”.

Obando, reconoció “al conocer la oferta de salud de Puerto Rico, destacamos que es una de las opciones reales a ser consideradas por pacientes americanos y canadienses después de la estabilización de la pandemia”.

Laboy Rivera aseguró que el sector del Turismo Medico será integral en los planes para la recuperación de la Pandemia de COVID-19 y motor para estimular el crecimiento económico en el área de salud como en Turismo.

El Secretario del DDEC, destacó que la Compañía de Turismo de Puerto Rico (CTPR), recientemente público el programa “Salud y Seguridad para el Destino”, que consiste de dos fases para implementarlo en la industria turística en la Isla. El mismo se elaboró siguiendo las recomendaciones para evitar la propagación del COVID-19, según establecen: el Centro para el Control y la Prevención de Enfermedades Contagiosas (CDC por sus siglas en inglés), la Organización Mundial de la Salud, (WHO por sus siglas en inglés), el informe OSHA 3990, y el Departamento de Salud de Puerto Rico.

La directora de CTPR, Carla Campos, explicó que “la primera fase es la Guía Práctica de Salud y Seguridad Turística. La misma contiene medidas obligatorias que deben ser implementadas por todos los negocios turísticos para salvaguardar la salud de los empleados, visitantes y clientes. La segunda fase de este programa es lo que denominamos Sello de Salud y Seguridad. Esto es un programa de certificación para todos los negocios endosados por la Compañía de Turismo de Puerto Rico, el cual concede una certificación a todos aquellos que cumplan o excedan los estándares del mismo. De esta manera garantizamos un ambiente seguro para todos los turistas tanto, locales como extranjeros y también es un valor añadido para la industria de turismo médico”.

Los interesados en obtener más información sobre el programa de Salud y Seguridad para el Destino pueden acceder a https://prtc-covid19.com/knowledge-base/programa-de-salud-y-seguridad-para-el-destino/.